}
Blogging tips

lunes, 26 de enero de 2015


Si no cambias nada, Nada cambiará

Hoy no pensaba escribir este post, pero creo que después de la proeza de ayer, se lo merece.
Ayer corrí mi primera carrera y fueron 6320 metros de esfuerzo y superación. Ya sé que no es una 10k, ni una media maratón ni nada por el estilo, pero era la tercera vez que salía a correr en serio y conseguí acabar una carrera de más de 6km en un tiempo bastante razonable.


Empecé el año queriendo correr, y antes de acabar Enero he conseguido hacer una carrera,y esto para mí es mucho esfuerzo. Siempre he practicado algo de deporte, pero nunca he destacado por ello. Siempre he hecho step, aerobic, spinning o lo que se terciara, pero nunca antes hice running. Para mí era muy frustante; no tenía resistencia, enseguida me fatigaba, los gemelos me dolían horrrores... y siempre tenía una excusa para no salir a correr; Si algún día salía a los dos minutos me volvía a casa... (literal). Hasta que este año decidí que se acabaron las excusas. "Forzada" por un amigo (al que le debo la mitad de la carrera) me apunté al Circuito de la Divina Pastora Seguros, un circuito de 10 carreras populares en Valencia, y forzada también por él fui ayer a correr. Yo pensaba no ir a la primera y engancharme en la de febrero, por eso de tomarme las cosas con calma y seguir poniéndome excusas, pero Carlos no me dejó. Me obligó a entrenar dos días durante la semana pasada (días en los que sólo hice 4km), y el domingo a las 8 de la mañana estaba tocando el timbre de mi casa para irnos a la correr. Podemos decir que es la tercera vez en mi vida que "corro" en serio (detrás del autobús, no cuenta) así que si yo pude, puede todo el mundo, sólo TIENES QUE QUERER.
Hoy estoy muerta, pero satisfecha. La próxima será el 22 de febrero y será mejor. Sólo tengo que seguir entrenado y olvidarme de las excusas. 
Para mí ha sido fundamental el apoyo (o la insistencia) de Carlos, pero también mi empeño. Cualquier cosa que queramos cambiar depende de nosotros mismos y si no hacemos nada por cambiarlo nunca cambiará pero si necesitas ayuda de alguien que tire de ti, y te ayude PÍDELA. Puede ser un coach profesional, un entrenador, un familiar o un amigo con ganas de ayudarte, lo importante es no sentirte sólo ante tus retos, y que en los momentos de flaqueza, que los hay (y yo tuve un millón de momentos de flaqueza en una carrera de poco más de 40 minutos) alguien te  recuerde que puedes hacerlo y si hace falta te dé un empujón. 
Ánimo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...